Ossby Curve

La Ossby Curve es una bicicleta plegable con un planteamiento sencillo, tiene un simpático diseño con una forma curvada en el tubo superior que recuerda a aquellos velocípedos del siglo XIX.
La Ossby equipa en esta unidad, una limitada transmisión de una sola velocidad, adecuada para resolver las necesidades de desplazamientos cortos, por carril bici, zonas peatonales y calzadas con velocidad reducida.
Para los que tengan la necesidad de desplazarse por zonas más amplias pueden decantarse por la versión con buje Sturmey Archer de 5 velocidades, que ademas recibe mejoras en el eje de pedalier y otros componentes, el punto negativo es que lógicamente, estas mejoras prácticamente hacen duplicar el precio de la bici alejando a la Ossby de ser una opción económica.
Por  su diseño de lineas triangulares parte de un esquema similar al se la Strida, pero por construcción y plegado son muy diferentes y sobre la Ossby la postura es más natural, muy similar a las de otras bicicletas.
La combinación de dimensiones y ruedas hace que la conducción de la Ossby sea ágil y muy divertida.


Potencia con sistema de elevación clásico, cuenta con un amplio rango de ajuste, en su posición elevada permite que a pesar de la reducidas dimensiones de la Ossby, sea tan cómoda como la de una bici de mayor tamaño, adaptándose a cualquier talla.

El guiado de cables y fundas, esta bien resuelto y permite un adecuado ajuste de los frenos, que se muestran sobradamente efectivos, con el planteamiento de la bici.
Sobre la dirección lleva un soporte para el cesto delantero, un "gadget" muy practico.

Aunque raramente los usaremos, para combinar con el plegado, dispone de un sistema para reducir el ancho del manillar.
Como puede apreciarse en esta unidad tiene un acabado muy básico, siendo en la ultima revisión cuando ha recibido una mejora considerable pasando a montar un Ergotec de similar funcionalidad, pero con mucho mejor aspecto.

El plegado prácticamente no reduce la altura de la bici, pero si la superficie que necesita para dejarla aparcada, donde solo ocupa baldosa y media. En la tienda es un carro de la compra más.

No tienes ni que pedir bolsa, según pagas puedes ir cargándola mientras se sujeta en su pata de cabra. Una vez cargada puedes ir empujándola con comodidad sin tener que cargar ni con la bici ni con el cesto.


Ficha técnica, dimensiones, peso real, relación de cambio, componentes y geometría en HD vídeo